Migrantes

El traspatio de todos. Gracias Marcelo Ebrard por mostrarnos la debilidad de las instituciones.

 

El día 25 de enero, el gobierno de Donald Trump anunció que sacaría a veinte migrantes centroamericanos de manera temporal mientras se define si les aceptará como asilados.

En un hecho sin precedentes, el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores se concretó a decir que no estaba de acuerdo con la medida de Trump, pero que de todos modos aceptaría a estos centroamericanos en México.

Esta noticia quedó aderezada con una declaración que pese a ser de risa, representa una manifiesta prueba de la naturaleza entreguista y anti mexicana de la gestión de Marcelo Ebrard al frente de la política exterior mexicana.

“México reitera que no acepta un Acuerdo de Tercer País Seguro con el Gobierno de Estados Unidos, PUES un acuerdo de esa naturaleza implicaría un compromiso vinculante de procesar en nuestro territorio todas las solicitudes de asilo a Estados Unidos de migrantes que pasen por nuestro País y responsabilizarnos de lleno por su situación jurídica. Los integrantes del grupo serían personas originarias de diversos países de Centroamérica que iniciaron su trámite para obtener asilo en aquel país, mismas que ingresaron a Estados Unidos a través de territorio mexicano y al parecer cuentan con una visa humanitaria expedida por nuestro Gobierno, que permite entradas y salidas múltiples del territorio”.”

Increíble. Por un lado el representante señala que no aceptará firmar tal acuerdo, pero que de cualquier manera tendrán que recibir a los migrantes en vista de que todos entraron a través de México, tienen visas humanitarias para múltiples salidas y tenemos “compromisos con los derechos humanos”.

Rematando, el vocero si comentó que no aceptarían menores sin acompañar o personas con enfermedades.

No obstante, dos días después el Instituto Nacional de Migración dio a conocer que ha otorgado tarjetas humanitarias a mas de 11 mil personas, de las cuales dos mil 649 corresponde a niñas, niños y adolescentes.

¿Realmente piensan estos burócratas que podemos tomarlos en serio? Ya solo falta que Donald Trump requiera a los funcionarios del gabinete obradorista que bailen al ritmo de jazz mientras migrantes centroamericanos esperan su seguro de desempleo, todo gracias a los “derechos humanos”.

Related posts

Sheinbaum regala dinero a extranjeros. El programa “Hola Migrante” y sus bondades.

ricardo

Wilner Metelus. Caravana de migrantes con SIDA.

Juan C. López Lee

Las negociaciones con Estados Unidos. Balance y perspectiva.

Salvador Gonzalez Cadena