Actualidad Asistencialismo

El asistencialismo olvida a quienes lo financian. Parasitismo en acción.

Por Juan C. Lopez Lee @jclopezlee

El Presidente de la República ha emprendido un esfuerzo sin precedentes para conformar los programas de asistencia social conforme a los postulados que él acuñó en sus campañas electorales.

En efecto, fue él quien los propuso, y fueron otros políticos quienes implementaron versiones mutiladas.

La idea esencial es duplicar la ayuda mensual a los adultos mayores, entregar fertilizantes gratuitos a los productores agrícolas, otorgar apoyos adicionales a madres solteras y una cantidad mensual para los jóvenes que no tienen trabajo.

Todo esto es bueno en el papel, pero tanto la sociedad como el gobierno han sido ingratos.

¿Por qué decimos esto? Porque el asistencialismo es esencialmente un aparato político sustentado en la idea de que los que trabajan deben sostener económicamente a los que no trabajan.

Habemos mas de 25 millones de personas que no somos madres solteras, ni adultos mayores ni discapacitados ni lo suficientemente jóvenes para merecer el respaldo de los políticos a quienes sostenemos con nuestro trabajo.

En efecto, somos los adultos entre 35 y 60 años la generación que sin becas ni universidades politécnicas ni dinero del gobierno, tuvimos que trabajar “de lo que sea” para sacar a flote a un país que hoy nos da la espalda.

Pese a la falta de oportunidades, sufriendo crisis tras crisis y sin tener las ventajas que ahora tienen los jóvenes, somos quienes hemos mantenido vivo a este país con nuestro esfuerzo. Y todo con una agravante: no tendremos pensiones dignas como nuestros padres o abuelos.

No cabe duda, cuando decimos que hay contribuyentes cautivos estamos en lo correcto.

Y no solo por la brutalidad de un sistema fiscal que impide el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas sino porque tenemos que sostener un aparato asistencial que nos convierte en columna vertebral de un país que no otorga absolutamente nada a quienes lo han sacado adelante.

México prevalece

@jclopezlee

Related posts

Cuidado con la desinformación. Nosotros no somos el FRENA.

frentenacionalista

La ley, un privilegio de unos cuantos. El caso Sergio Aguayo.

tunaroja

Se caen las redes, el gran hermano es real. El poder detrás de Zuckerberg.

Juan C. López Lee