Coronavirus Destacados

Asia y Europa se movilizan. ¿Qué pasa en México?

Seoul, Madrid, Bruselas, Frankfurt, Berlín y Tokyo. Millones han salido a las calles para pedir el fin de las restricciones en torno a la pandemia del #Covid19.

Para nosotros, del otro lado del charco, es fácil suponer que estas masivas concentraciones se hacen como protesta por los confinamientos y cierres de negocios. Sin embargo, Asia, Europa y los Estados Unidos han reanudado ya sus actividades económicas.

Por ende, las protestas no se enfocan, como sucedería en México, en los efectos económicos de la contigencia sino por un asunto que en aquí nos parecería exagerado.

En efecto, los europeos protestan contra el uso de cubrebocas y otras medidas qué algunos consideran lesivas de la libertad personal e individual.

Esto es muy importante señalarlo porque cuando la prensa oficialista señala que en las protestas europeas existen “neofascistas” infiltrados, realmente hace referencia a corrientes de derecha que defienden la libertad individual frente al estado, no a nacionalistas ni fascistas reales.

Como podemos ver, el liberalismo ha tomado el disfraz patriota en muchos lugares. México no es la excepción y por eso resulta curioso que entre todos los movimientos neolibertarios y antiestatistas que tenemos, ninguno promueva una resistencia frente a la contingencia. Mas aún cuando en nuestro país aún se habla de suspensiones y confinamientos, mientras que en Europa solo estamos hablando de cubrebocas.

La respuesta a esta pregunta yace en la coyuntura electoral

La existencia del coronavirus es una realidad científica comprobada desde los años treintas del siglo pasado. Además, ser antivacunas a estas alturas resulta totalmente anacrónico.

No obstante, muchos de los grupos opositores que tenemos en México son libertarios anti estado que en un principio se refirieron al #Covid19 como una exageración o una mentira.

En otras circunstancias, estos grupos estarían invariablemente oponiéndose a las restricciones, los confinamientos o el uso de mascarillas bajo la premisa de que restringen las libertades individuales.

Sin embargo, la versión oficalista que atribuye al #Covid19 miles de víctimas, facilita el trabajo de una oposición que podría recuperar terreno electoral culpando a López Obrador de las muertes.

Así mismo, esta misma versión oficial legitima a Andrés Manuel en su papel como víctima eterna de sabotajes, creándose así un círculo vicioso interminable.

Unos y otros, ven esencialmente por los intereses burocráticos y no por los intereses de las mayorías del país que desean trabajar para sobrevivir. Esa es una tristísima realidad.

Related posts

Cuarentena en la “democracia” de los millonarios.

Juan C. López Lee

¿Por qué se celebra el 8 de marzo como día de la mujer?

munozcortes

Respaldamos a la Guardia Nacional. Exigimos deportación.

frentenacionalista