Destacados Educación

Marineros mercantes, una profesión en peligro

La decisión del presidente y el aval de la cámara de diputados para asignar la administración de los puertos marítimos a la Secretaría de Marina, dejando fuera de ella a la marina mercante civil, pone en peligro alrededor de 17000 empleos.

Además, queda en entredicho el futuro de decenas de escuelas e instituciones de educación naval.

La formación de los marinos mercantes es una de las más completas y eficientes pues las escuelas de náutica han otorgado capacitación a nivel internacional que ha formado a cientos y cientos de profesionistas.

Sin embargo hace tiempo que la profesión dejó decir prioridad para el gobierno incluso para la iniciativa privada pues muchos cocineros inspectores peritos y demás han pasado a retiro.

La privatización de los puertos en buena manera constituye un desastre mayúsculo para la industria naval, pues al día de hoy una gran parte de los antiguos buques mercantes se encuentran en manos de algunos multimillonarios.

La decisión de Andrés Manuel López Obrador y de su gobierno de entregar la administración de los puertos únicamente a las autoridades militares, dejando fuera de la misma a la marina mercante civil, no has ido del todo suya.

Así como en el caso de la creación de la Guardia Nacional, la iniciativa surgió en sexenios pasados. En efecto esta no es una propuesta de Andrés Manuel sino una consigna de todos los partidos que obedece a las presiones del gobierno de los Estados Unidos por el tema del tráfico de drogas.

Como en tiempos de Felipe Calderón

Si en tiempos de Calderón los aeropuertos pasaron a manos de policías y militares para terminar controlados por oficiales del gobierno de los Estados Unidos, una reforma como ésta pone en peligro el desarrollo del comercio marítimo.

Además, pone en riesgo a la propia marina militar mexicana, puesto que al tener que desempeñar funciones mercantiles y comerciales, el peligro de infiltración por parte de los grupos criminales es real.

La causa de la marina mercante civil es la causa de todos los que asumimos que México es un país para los mexicanos y no sólo para el gobierno.

En la práctica las viejas consignas de un estatismo mal comprendido comienzan a cuadrar con los intereses más supremacistas del vecino del Norte.

Related posts

Comunicado sobre refugiados afganos y la política exterior del régimen.

frentenacionalista

La resistencia frente al sistema. Un compromiso con la civilidad.

frentenacionalista

La hipocresia del “Estado fallido”. Una leccion para todos.

Juan C. López Lee