Frente Nacionalista de Mexico
Destacados Política

El conformismo, una enfermedad en México

Por Alan Montalvo, Delegado en Baja California

El conformismo es un conjunto de ideas que llevan a muchas personas a quedarse en lo que todos llamamos zona de confort. O en un lenguaje mas tradicional, un estado mental en el cual el individuo se siente seguro. Esta falsa seguridad coacciona a la persona para que sienta cómoda en la posición en donde esta y a no arriesgarse a perder lo que tiene.

La gente que lleva estas convicciones a la práctica normalmente rara vez hará algo para sobresalir en la sociedad, sin importar si esa posibilidad de progreso puede conducir a una mejor posición dentro del ámbito social, laboral o económico. La poca disposición de muchos a superarse y a llevar sus posibilidades al límite en una sociedad de alta competencia es una contradicción.

Causas del conformismo

Las causas de este tipo de pensamientos pueden deberse a muchas cosas. Pasa sin lugar a dudas por la vida en el núcleo familiar, que constituye nuestra primera escuela. Incide también el tipo de educación en el que haya sido formado, como el grueso de las escuelas donde el nivel académico tiende a ser bajo. Y obviamente, las condiciones económicas que obligan a la gente a vivir con lo poco que se tiene a la mano. La pobreza, aunada al bajo nivel académico son factores importantes que en nuestra sociedad no se traducen en un incentivo para superación sino todo lo contrario.

Psicológicamente, muchas personas carecen de la inspiración necesaria como para lograr una meta. El estado de ánimo de la sociedad frecuentemente se enmarca en la negatividad y el pesimismo, que lleva a los individuos a culpar a otros por sus propios fracasos.

México y el conformismo.

Parece mentira, pero nos hemos acostumbrado a ver esto como el pan de cada día. Muchos sectores responsabilizan al estado de sus carencias y no hacen ni el más mínimo esfuerzo para salir adelante. Este malestar es muy motivado por los gobernantes del país y algunos funcionarios, que para evitarse alguna manifestación o inconformidad implementan técnicas como “la entrega de despensas” y otros aspectos que conforman la dinámica de un fenómeno que algunos llaman populismo. Los políticos mantienen contentos a sus seguidores y evitan revueltas aprovechando la necesidad. Sobre todo ahora, cuando el gobierno desconfía abiertamente de las nuevas generaciones por sus altas aspiraciones.

Otro ejemplo claro de esto son las diferencias entre la selección olímpica y paralímpica de los juegos de Tokio. A diferencia de los deportistas comunes, los discapacitados son lanzados al triunfo por su limitación corporal. Esa desventaja les hizo seguir adelante, superando las adversidades teniendo que esforzarse al doble de sus capacidades para realizar tareas cotidianas.

Cuando uno tiene una gran idea y algunas circunstancias se vuelven obstáculos, estas personas están en mejores condiciones como para buscar una salida. Se trata de buscar otro ángulo en la situación y habría que seguir su ejemplo para detener el deterioro de amplios sectores de la sociedad.

La tarea inicia en uno mismo, con el objetivo de servir como un ejemplo para las generaciones futuras de nuestra nación.

Esto implica el no dejarse llevar por un adoctrinamiento que solo busca el beneficio de unos cuantos, el no conformarse con algo que puedes obtener con algo de esfuerzo, no esperar a que alguien haga los deberes por ti.

Articulo creado por Delgado Montalvo Alan

¡¡¡México para los Mexicanos!!!

Related posts

Deudos Covid, el “apoyo” gubernamental que nunca llega.

munozcortes

Separatismo y odio al sexo opuesto. Otro engendro moderno.

frentenacionalista

La verdadera ultraderecha. Neoliberalismo reaccionario e internacionalismo.

tunaroja